El desarrollo industrial del Antiguo Régimen



El desarrollo industrial del Antiguo Régimen se vio favorecido por la industria y el comercio en el continente europeo.


El desarrollo de la industria contó con cuatro formas de producción: el taller artesanal, localizado en las ciudades cuya producción era controlada por los gremios, que aunque ahora estaban en decadencia y eran cada vez más criticados por considerarlos un obstaculo para el desarrollo del comercio, seguian influyendo; en segundo lugar el sistema doméstico (Putting-out) que consistia en que un grupo de trabajadores tejia e hilaba paños bajo la direccion de un pañero y se hacia cargo luego de la comercializacion del producto; en tercer lugar y como ampliación de anterior sistema, nos encontramos con las manufacturas urbanas, que reunian a trabajadores y telares en un mismo techo; y finalmente las agrupaciones de trabajadores de minerías que anuncian las formas organizativas propias de la industria del siglo XIX (todas estas formas de producción estuvieron en su máximo auge hasta 1870).

Es mediante estas formas de producción como se produce el desarrollo industrial del Antiguo Régimen en el siglo XVIII, especialmente en Inglaterra cuya producción se triplicó a lo largo del siglo, pero también es desarrolló especialmente la industria textil en otros países como Rusia o España. Si bien es cierto que países como Suecia y Holanda vieron disminuir su producción, pero, en todo caso la industria aumentó, gracias al desarrollo del comercio y ambos terminaron por influirse mutuamente.



Si esto hubiera sido todo, difícilmente podríamos hablar de una revolución industrial que transforma los modos de producción, originase la fabrica moderna y diera lugar a una sociedad industrial, pero todos estos fenómenos corresponden a una etapa posterior, en esencia no hay transformaciones importantes en los modos de producción que hemos separado y las novedades tecnológicas, propias de las revolución industrial que apenas si se están produciendo y tan solo en Inglaterra.





.

3 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada