El urbanismo





Definimos el urbanismo como un espacio estructurado para albergar arquitecturas y ser complementado con monumentos, esencialmente en las ciudades.


El urbanismo se convierte así en el marco en el que se instalan las arquitecturas y monumentos, creando un paisaje urbano. Tipológicamente, podemos clasificar el urbanismo en tres clases:

  • El urbanismo puntual
-El urbanismo puntual tienes su definición en las plazas, pequeños o grandes espacios públicos creados en las ciudades cuya formulación determina el orden del espacio urbano. Un ejemplo claro de urbanismo puntual es la plaza del Campidoglio, proyectada por Miguel Ángel, se convirtió en modelo de realizaciones posteriores:


  • El urbanismo de ciudad
-El urbanismo de las ciudades explica un concepto más global que busca relacionar, de manera coherente, todo el trazado urbano creando una red de calles intercominucadas entre sí.

Desde las primeras civilizaciones la tipología de ciudad ha sido doble: la radial y, la mas común, la ortogonal, con calles que se cruzan en ángulo recto. Está última, al creerse que su inventor fue el topógrafo y geómetra grieego Hipódamo de Mileto, también recibe el nombre de "hipodámica".

En el renacimiento aparecen los proyectos de ciudades ideales, comúnmente proyectadas para un príncipe o un tirano, y las utópicas, que añaden al trazado un nuevo planteamiento social.

Los altos edificios configuran el paisaje urbano de Chicago, confiriéndole una personalidad propia y diferenciada en relación a otras ciudades:


  • El urbanismo de paisaje
-Por urbanismo de paisaje o de jardines se entiende la organización coherente de unos espacios complementarios a una villa, palacio o castillo, o como parques urbanos dentro de la ciudad.

El urbanismo del paisaje combina naturaleza y arquitectura, como se refleja en el Jardín del Príncipe del Palacio de Aranjuez, del siglo XVIII, claramente deudor de modelos franceses:


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada