Grado a distancia: características, ventajas y desventajas

Grados a distancia

Por suerte, en los últimos años los sistemas educativos han avanzado de manera considerable, ofreciendo muchas oportunidades a todos esos jóvenes que terminan bachillerato y no saben que hacer con su vida.

Por un lado tenemos las FP's (Formación Profesional), conocidas coloquialmente como módulos. Suelen durar un periodo corto de tiempo (2 años aprox.) y para poder estudiarlas tan solo se exige tener el título de bachillerato o en su defecto, hacer una prueba de acceso.
Hay de una gran cantidad de especialidades: informática, economía, administración, deportes, educación social, idiomas... Y cuando la terminas además de ganar un título, tienes derecho a hacer prácticas con una empresa, con la posibilidad de que te cojan.

Y por otro lado tenemos los grados universitarios. Para poder acceder a ellos además de tener obligatoriamente el título de bachillerato, necesitas aprobar la PAEG (selectividad). Cada carrera tiene sus notas de corte en base a años anteriores y si quieres entrar en una carrera igual no te basta solo con aprobar la PAEG, sino que tienes que saca buena nota. Por ejemplo, estos últimos años para entrar a una ingeniería informática basta con un 5, pero si quieres entrar a medicina ves concienciándose en que tendrás que sacar un notable como mínimo.

Hay muchas maneras de estudiar grados, y muchos tipos: grados bilingues, grados dobles (estudias dos grados simultáneamente), grados semipresenciales... y grados a distancia.

Grados a distancia: características, ventajas y desventajas

Un grado a distancia es aquel en el que no te tienes que desplazar físicamente a la universidad o centro donde se imparta, sino que todo se hace a través de Internet y mediante ordenadores. Te darán todo el material necesario y te asignarán profesores a los que podrás acudir siempre que lo necesites, de forma virtual, por supuesto.

La principal ventaja está clara, hay gente que vive en ciudades donde no hay universidades y que no puede estar desplazándose todos los días. Estudiando un grado a distancia se ahorra los viajes, el alquiler de un piso y el tener que alejarte de tus seres queridos.

¿La desventaja? Tienes que concienciarte y dedicarle mucho tiempo todos los días, algo que si no tienes a un profesor encima mandándote trabajo y presionándote, para mucha gente seguro que es difícil.

1 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada