El hilemorfismo y ejemplos | Teoria hilemórfica de Aristóteles


Teoria hilemórfica de Aristóteles
En su análisis de la realidad, Aristóteles descubre una distinción, que el bautizará como hilemorfismo:

Hay algo de lo que están hechas las cosas, y una forma que, sin embargo, las distingue. No existe nunca una materia son forma, aunque puede haber superposición de formas en una materia: por ejemplo, el mármol, su forma de mármol, antes de ser estatua.

El sujeto concreto, la sustancia, es un compuesto de materia y forma. La materia es el sustrato de la forma, lo que captamos por los sentidos. La forma constituye lo que cada cosa es.

Un conjunto de materia informe, por ejemplo un montón de madera, puede adquirir una forma determinada y constituirse en silla, mesa o armario, esa es la diferencia entre materia informa y sustancia compuesta de materia y forma.

Aristóteles profundiza en el caracter inseparable de la estructura materia-forma: si se produce una esfera de bronce, no se genera el bronce por un lado y la esfera por otro, sino que lo que se genera es una esfera de bronce en conjunto. Un compuesto de materia y forma que recibe el nombre de la forma. Por eso predomina forma sobre la materia, porque es su esencia y su naturaleza, es el principio del movimiento y la transforma en algo determinado.

La materia no existe como puta materia prima en el mundo real, aunque haya que intuir una primera materia indeterminada como fundamento último de todo ser y cambio.

Esta es la teoría hilemórfica de Aristóteles.

5 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada